25/03/2020

COVID-19: SOY AUTÓNOMO, ¿QUÉ HAGO?

Medidas, requisitos, beneficios y trámite


La pandemia originada por el COVID-19 ha generado una alerta sanitaria muy grave. Además del riesgo para la salud, que es lo más importante a atender y donde debemos centrar nuestros esfuerzos de solidaridad y colaboración con la autoridad sanitaria, está afectando a la  economía real que está viviendo su momento más duro desde la última crisis financiera. 

El pasado 14 de marzo de 2020, El Gobierno decretó el cierre de la gran mayoría de establecimientos abiertos al público durante 15 días que se han prorrogado por otra quincena más. Muchos/as trabajadores/as por cuenta propia  se verán afectados y quedarán obligados a confinarse en sus casas y suspender su actividad. Son las pequeñas empresas que son fundamentales para la economía nacional, motivo por que el Gobierno ha puesto en marcha una serie de medidas para ayudar a las personas autónomas más afectados y que pasamos a explicarlas de forma sencilla:

¿En qué consiste la “prestación excepcional” en caso de suspensión de la actividad como autónomo?

Si se ha tenido que cerrar debido al confinamiento o se ha sufrido un bajón en sus ventas, se podrá suspender la actividad como autónomo y recibir una “prestación excepcional” durante un mes. La idea es que los/as trabajadores/as autónomos/as puedan recibir en estas condiciones extraordinarias una prestación similar a cobrar el paro. 

¿Cuáles son requisitos para recibir la prestación excepcional?

  • Si el decreto de estado de alarma del Gobierno lo ha obligado a cerrar.
  • Si no ha tenido que paralizar la actividad, pero su facturación ha descendido al menos en un 75% respecto a la media mensual del último semestre.
  • Estar al día del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social. Si no, de manera excepcional, tiene 30 días naturales desde que presente la solicitud, para pagar cualquier atraso.

¿Qué cantidad corresponde por la prestación excepcional?

La cantidad equivale al 70% de la base por la que esté cotizando a la Seguridad Social. 

Para que te hagas una idea, esto supondría unos 661 euros al mes si, como es el caso del 80% de los trabajadores/as autónomos por cuenta. El periodo de tiempo por el que podría recibir esa ayuda es de un mes, que podría alargarse si se acaba prorrogando el estado de alarma más allá de ese período. El Gobierno habla de 900 euros al mes, porque contabiliza los 300 euros al mes de la cuota de autónomos que no pagaría.

¿Se tiene que dar de baja en la Seguridad Social como autónomo?

Si quiere acogerse a esta ayuda no necesitará darse de baja como autónomo en la Seguridad Social mientras dure el estado de alarma.

Además, si se acoge a esta medida no tendrá que pagar su cuota de autónomos y el tiempo de suspensión de la actividad “se entenderá como cotizado”. De este modo, haber pedido la ayuda no te afectará si necesitas pedir la prestación por cese de actividad en el futuro por la vía convencional. 

¿Qué pasa si cae enfermo por el coronavirus?

El Gobierno han equiparado tanto la baja como el aislamiento preventivo por COVID-19 al accidente laboral. De esta forma, si tiene que parar la actividad, cobrará algo más que si la razón fuese otra enfermedad. En concreto, la prestación asciende al 75% de la base de cotización del mes anterior. Si cotiza por la base mínima cobrará  unos 708 euros mensuales desde el primer día. En este caso, tendría que seguir pagando tu cuota de autónomos a la Seguridad Social. 

Si la baja es por cualquier otra enfermedad y no está relacionada con un accidente laboral, la cosa: en los primeros tres días no cobra nada, y a partir del cuarto día hasta el día número 20, recibe un 60% de tu base de cotización. A partir del día 21 de baja, cobra el 75% de esa base. 

¿Como se hace el trámite?

Para acceder a la prestación, debe ponerse en contacto con su Mutua y descargarse el formulario de petición, acompañándolo de los documentos que se le requieran y enviarlo  junto a tu DNI escaneado y a un certificado bancario (acredita que está al corriente del pago de la cuota a la Seguridad Social), a través de cualquiera de las siguientes vías:

·  Por correo electrónico, a su empleado de referencia en la Mutua, indicando en el asunto ‘Prestación de cese por coronavirus’.

 

·  Al correo electrónico de su centro de referencia de la Mutua, indicando en el asunto ‘Prestación de cese por coronavirus’.

 

·  A través del formulario para la solicitud urgente de prestaciones, que debe tener publicado la Mutua en su WEB.

 

· Deberá ponerse en contacto, así mismo, con su gestor para que se haga cargo de los trámites necesarios ante la Seguridad Social y Hacienda.